Últimas reseñas

martes, 18 de abril de 2017

Wrap Up: Clásicos de la Literatura Española

¡Hola, queridos lectores! ¿Cómo están?

Nuevamente les traigo un Wrap Up, en esta ocasión les hablaré de unos clásicos de la literatura española que leí en los pasados meses para la escuela, como estoy muy atrasada con las reseñas, decidí englobar estos para aligerar la carga de pendientes, aunque sea un poco. ¡Comencemos!

El libro del caballero Zifar, escrito hacia el año 1300 y de autoría discutida (aunque se le suele atribuir a Ferrand Martínez, un arcediano de Toledo), fue el primer libro de caballerías en lengua española. La historia se divide en cuatro partes: “El caballero de Dios”, “El rey de Menton”, “Los castigos [es decir, consejos] del rey de Menton” y “Los hechos de Roboan”, mientras que los primeras partes siguen la historia de Zifar y su familia, la tercera es un apartado completamente didáctico y la última se centra en las aventuras del caballero Roboan, el segundo hijo de Zifar. Hay acción, drama, algo de romance y una alta carga didáctica, especialmente en la parte de los castigos, los cuales constituyen un manual para educar a los príncipes en el ejercicio del buen gobierno, pero en general todo el libro está repleto de ejemplos, consejos, refranes, sentencias y demás. Aquí se enseña deleitando y, como se deduce del nombre de la primera parte, se trata de una enseñanza religiosa.
Esta es la segunda vez que lo leo y sigue sin gustarme mucho, hay momentos bastante entretenidos y que alientan a seguir leyendo, pero hay otros lentos y pesados que invitan a abandonar la lectura. Como nota final, les cuento que yo lo leí en español antiguo, pero hay una versión modernizada en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (AQUÍ), por si a alguien le interesa.


WAGNER, Charles Philip, ed., 1929. El libro del Cauallero Zifar (‘El Libro del Cauallero de Dios’): Edited from the Three Extant Versions, University of Michigan Publications in Language and Literature, 5 (Ann Arbor: University of Michigan; repr. New York: Kraus, 1971), pp. 532.


Ahora es el turno de La Celestina, obra de finales del siglo XV –prácticamente entrando al XVI– y cuya autoría es un problema en el que la crítica no se pone de acuerdo, pero dejémoslo en que el autor fue Fernando de Rojas, ya sea en su totalidad o sólo continuando el manuscrito que se encontró por allí. Esta es la segunda o tercera vez que leo este libro y –a diferencia del anterior– me encanta, la de bien que me la paso leyendo los amores de Calisto y Melibea. ¿Alguien dijo amor a primera vista? Nadie como Calisto para ver a una mujer y enamorarse de ella en el acto, así es como empieza la historia, con un hombre enfermo de amor que es orillado a solicitar una medianera, Celestina, para que lleve a buen puerto sus fines amorosos.
Estructuralmente, La Celestina está conformada por 21 actos, así que se puede hablar de una obra de teatro, pero irrepresentable, por lo que está más cerca de la novela dialogada. No hay acotaciones explícitas y tampoco hay indicaciones para los apartes, es decir, cuando un personaje habla para sí mismo o murmura para no ser escuchado por los demás, lo cual fue un problema para los primeros lectores, posteriormente se agregaron argumentos antes de cada acto que facilitan la lectura, aún así, hay que prestar atención a lo que dicen los personajes para percibir cuando se cambia de escenario, la noción del tiempo y cuando un diálogo lo oyen todos o solo unos cuantos. Por otra parte, los personajes son redondos, sufren una evolución a lo largo de la obra y todo lo que se sabe de ellos es a partir de lo que dicen sobre sí mismos y lo que dicen los demás. 
 La Celestina es una tragicomedia que les recomiendo mucho. Amor, hechicería, pasión, engaños, celos, estafas, muerte y mucho más.


ROJAS, Fernando de, La Celestina, 1970. España: Salvat, pp. 187 (Biblioteca Básica Salvat, 74).

Continuo con la Primera parte de la Diana enamorada (1564) de Gil Polo –aunque la novela termina anunciando una segunda parte, el autor nunca la llegó a escribir, caso muy común en la época– es una continuación de Los siete libros de la Diana (1559) de Montemayor. Dado a que la obra de Gil Polo inicia donde se quedó la otra, no sé cómo darles una breve sinopsis sin caer en spoilers de la anterior, sobre todo porque el mismo título ya lo es en sí mismo, pero bueeeno… Diana sufre por la frialdad y ausencia de su amado, por casualidades de la vida se le presenta la oportunidad de ir al palacio de Felicia, donde encontrará un remedio para sus males, durante el viaje irá conociendo a personajes que se le unirán en su peregrinaje y que, desde luego,  también tiene sus líos amorosos a cuestas. Muchas parejas, muchos enredos y mucho drama, especialmente la historia de Alcida y Marcelio está cargada de eso.
Ahora bien, Diana enamorada está dividida en cinco libros –capítulos– que combinan la prosa y la poesía, pertenece al género pastoril, muy popular en el Siglo de Oro y que muestra a pastores padeciendo mal de amores y llorando sus penas mientras cuidan sus rebaños en un paisaje totalmente idealizado, donde todo es bello y armonioso. Estos personajes hablan refinadamente y con discreción, siempre están cantando, lamentándose y reflexionando sobre sus sentimientos. Por otra parte, este tipo de novelas exaltan la vida del campo y denuncian los vicios de la corte.
A mí me encanta todo lo que tiene que ver con este ambiente bucólico, cuando iba en la universidad y lo descubrí, quedé fascinada y me obsesioné un poco, pero es que por esa época tenía mis asuntillos amorosos y los cantos de los pastores reflejaban lo que sentía, así que ya se imaginarán… ahora ya ando libre de esas cosas del corazón, pero aún así, disfruté mucho de Diana enamorada –la cual leo por primera vez–  y la recomiendo bastante, además de que se lee en una sentada. Ya saben, si sufren mal de amores o les gusta el salseo, este es su libro. Oh, y antes de que se me olvidé, la parte final del quinto libro no tiene ningún desperdicio.


GIL POLO, Gaspar, Primera parte de la Diana enamorada, (2005). Alicante: Biblioteca Virtual Cervantes. [Disponible AQUÍ gratuitamente].

El último clásico del que les voy a hablar es La vida del buscón llamado don Pablos (1626) de Francisco de Quevedo, una novela picaresca que cuenta la vida de Pablos desde su infancia hasta la edad adulta, como todas las obras del género, el protagonista ejerce distintos oficios con el fin de obtener una mejor posición; además de que se hace una crítica de la sociedad de su tiempo, para lo cual Quevedo no se deja nada en el tintero. Hace años leí uno o dos capítulos, pero ahora lo leí completo y me gustó, no será de mis favoritos, pero tiene mi aprobación. El buscón tiene toda la intención de ser una novela divertida, y lo es, pero también tiene sus momentos macabros, crueles y escatológicos, algunos de los cuales, más que darme gracia, me provocaban asco o compasión, dependiendo de la escena.
El buscón se divide en tres partes, la narración es en primera persona del pasado y es Pablos quien está contando todo en una carta, de ahí que siempre esté aludiendo a un “v. m. (vuestra merced)”, cabe mencionar que el libro termina anunciando una segunda parte en la que se seguirán contando las penurias de Pablos, pero no existe dicha secuela. Eso sí, advierto que la obra se puede volver algo difícil si no se tiene una buena edición que tenga sus respectivas notas al pie para explicar cosas del contexto histórico o el significado de algunas palabras.


QUEVEDO, Francisco de, (1971). La vida del buscón llamado don Pablos, España: Salvat, pp. 187 (Biblioteca Básica Salvat, 15).

Bueno, esto es todo por hoy, si alguno de los libros les llamó la atención o si ya han leído alguno, no olviden decírmelo en los comentarios ^^
Gracias por leer <3

13 comentarios:

  1. Solo he leído La Celestina y coincido contigo, me gustó bastante, la historia de Calisto y Melibea es un caso jajaja

    ResponderEliminar
  2. Hola hermosa!!!
    De todos esos libros no lei ninguno pero sinceramente no son de mi preferencia asi que bueno no creo tampoco que alguna vez me anime. Ya se vera!!!
    Un besazo gigante

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Solo he leído La celestina ya que era uno de los libros obligatorios del curso pasado y la verdad es que me costó un poco leerlo por tenerlo en castellano antiguo. El resto los conozco de haberlos estudiado, pero nada más xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    De los que mencionas solo he leído La Celestina, fue una lectura obligatoria para el colegio y encima hicimos una obra representándola, la trama me gustó y la lectura no se me hizo pesada, concuerdo que hay que poner mucha atención. De los demás el que me llama la atención es Diana enamorada, tiene elementos que me interesan.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaa! Yo amé a La Celestina, me pareció una historia muy pintoresca. Me llevo La vida del buscón llamado don Pablos, creo que será de mi gusto. Besos <3

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Pues tengo que reconocer que solo he leido la Celestina en el colegio y, bueno, en ese momento no lo disfrute mucho pero si me pareció muy interesante. En cuanto a los otros, hay algunos que me ha llamado mas la atención que otros, quien sabe si algun día lea alguno.. jeje

    ResponderEliminar
  7. Helloooo Paula!
    Pues no he leído ningún libro de los que mencionas D: no suelo decantarme por los clásicos pero no le haría el feo a La Celestina y Diana enamorada xDD
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola.

    No suelo leer clásicos, hace relativamente poco que me atreví con uno y me encantó, pero españoles no recuerdo haber leído ninguno, así que tengo que ponerme y darle la oportunidad a alguno.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Paula! Que genial que nos hayas traído algo que tiene que ver con tu país ♥
    De todos el que más me llamó es La Celestina. No soy de leer libros tan viejos pero hey, no estaría mal ver como escribían antes y de que escribían
    Muy original tu propuesta ^^
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Como lectura obligatoria he tenido que leer La Celestina en el instituto hace ya unos años, pero me gustó mas de lo que esperaba, fue muy entretenido y la trama me pareció muy interesante. El resto los conozco pero no he tenido oportunidad de leerlos aún.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  11. Ay, me hiciste recordar mis lecturas de la carrera :') Y sí, hay muchos libros que son pesadísimos de leer, pero lo bueno que de pronto pasa algo chispa que te anima a seguir. De estos, mi favorita es la Celestina, me hizo reír mucho en su momento :p
    ¡Un abrazo!
    Montse, de Los Mil Libros
    http://losmillibros.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  12. Leí varios clásicos pero ninguno de esos xD

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! ^^
    Yo no soy muy fan de estos grandes clásicos de la literatura, aunque reconozco su importancia. Es que fueron lecturas obligatorias cuando estaba en el instituto, y algunos se me hicieron un poco pesados. Estos libros no son lo más adictivo del mundo que digamos xD
    Si los leyera ahora no sé si me pasaría lo mismo, aunque probablemente los abandonaría el primer día xD

    Besos!

    ResponderEliminar